¿ Que son las Trufas

Las trufas son hongos comestibles pertenecientes al género Tuber. Estos hongos en forma natural viven en simbiosis (beneficio mutuo) en las raíces de determinadas especies de árboles forestales y arbustos, y por ende, las trufas crecen y maduran bajo la superficie del suelo, normalmente entre 10-15 cm, aunque en algunas ocasiones pueden encontrarse hasta 35 cm. e incluso emerger levemente en la superficie del suelo.

Actualmente, la trufa cultivada en Chile es la Trufa Negra de Perigord (Tuber Melanosporum), la cual se forma en primavera a partir del micelio del hongo y ésta crece durante los meses de verano, para finalmente madurar en el invierno (Junio-Agosto en hemisferio Sur).

Sólo cuando las trufas están maduras emiten el potente aroma que las caracteriza y que las hace tan valoradas en la gastronomía. Su conocimiento y utilización se remontan a inicios de nuestra era, existiendo evidencias en numerosas citas romanas y griegas en donde se habla de su valor gastronómico.

Como Cultivar

Para cultivar trufas lo primero es asesorarse profesionalmente y muy recomendable contactarse con algún productor o truficultor, así conocerá la opinión técnica del asesor y la opinión practica del truficultor. Ambas serán las mejores guías para tomar una buena decisión.

Suelo, Planta y Clima, triada fundamental de análisis preliminar. Un suelo rigurosamente apto, una planta micorrizada de un proveedor confiable y un clima que se ajusta a los requerimientos del cultivo, son tres aspectos intransables. Dar algún tipo de licencia o “manga ancha” en estos aspectos, darán pie a un fracaso o mediocridad del proyecto.

En el establecimiento de la plantación deberán definirse: que planta es la adecuada para el lugar a plantar, que marco de plantación se va a utilizar según el manejo agronómico a emplear, sistema de riego a emplear, consideración de espacios de transito de implementos agrícolas, análisis completo químico y físico del suelo y labores previas en el suelo a plantar para acondicionarlo adecuadamente.

El manejo agronómico considera: podas de formación y mantención, riego con algún sistema de cobertura apropiado, control de malezas, corrección de deficiencias nutricionales y enmiendas calcáreas, y controles del estado de micorrización, entre otros.

Para cultivar trufas en nuestros suelos, necesitamos hacer correcciones químicas y nutricionales importantes en el suelo previo a plantar, sin las cuales las trufas no fructificarán. Si fuera necesario realizar correcciones físicas, es aconsejable no establecer una plantación con fines comerciales, es preferible buscar otro terreno. Por lo anterior, la selección y preparación del sitio donde se va a desarrollar el proyecto trufero es fundamental.

Contáctese con ATChile para mayores detalles y orientación. Tenemos la voluntad de apoyar su decisión e invitarlo a integrarse a nuestra Asociación en condiciones favorables desde el inicio de la plantación.